Steve Morris, el talento y la experiencia

Steve Morris, el talento y la experiencia

Hace más de treinta años que un Steve Morris adolescente se plantaba en las puertas de la factoría Morgan pidiendo trabajo. Criado en un pequeño pueblo a las afueras de Malvern, creció viendo de vez en cuando circular los preciosos modelos de Morgan que salían de la factoría. Si te gustaba la mecánica y querías trabajar en ese mundo, estabas en el lugar ideal. Su padre le acompañó a la fábrica y después de tres intentos fallidos de conseguir empleo le empujó con un contundente – “entra y pide trabajo”-. Lo que no se podía imaginar Steve es que entraría en un mundo lleno de oportunidades, aprendizaje y pasión, y que después de un viaje de treinta y siete años pasaría de aprendiz de mecánico a CEO (Chief Executive Officer) de una las empresas automovilísticas más carismáticas del mundo.

craftsmanship 4

Mr. Morris nos atiende al teléfono en medio de una pandemia mundial que tiene paralizado a casi todo el planeta. El día 25 de marzo se cerró la factoría por segunda vez en su historia, la vez anterior fue a causa de la Segunda Guerra Mundial, lo que nos hace entender lo trascendente del momento. – “Trabajar en la factoría implica mucho contacto” – nos cuenta Steve – “entre trabajadores, proveedores y clientes que visitan nuestras instalaciones, lo que en esta situación ante la Covid-19 no es posible. Además de seguir las recomendaciones de la OMS y de la administración sanitaria del Reino Unido, tenemos que velar por la salud de nuestras familias, Morgan Motor Company es una enorme familia unida alrededor de un propósito común y no podemos poner en peligro la salud de ninguno de los nuestros.”

La fábrica ha estado cerrada pero muchas actividades han seguido funcionando; los técnicos han seguido trabajando en remoto y desarrollando nuevos proyectos de forma virtual; la atención al cliente ha continuado en marcha y gracias al teletrabajo la actividad promocional se ha trasladado a su web y a sus redes sociales. – “Antes de la pandemia estábamos fabricando 18 o 19 coches a la semana” – apunta Steve – “en cuanto se pueda garantizar la salud y la seguridad de nuestro equipo de trabajo y las autoridades nos permitan retomar la fabricación, volveremos, aunque tenga que ser al principio de manera gradual y con un nivel menor de actividad. Hemos analizado la situación y realizado previsiones de demanda que iremos atendiendo progresivamente.”

Hablando con Steve aparece de vez en cuando aquel joven de dieciséis años que no pierde la ilusión ni las ganas de seguir al pie del cañón y liderar un equipo de profesionales capaces de diseñar, fabricar y ensamblar un vehículo único. Esta actitud es la que permite que Morgan Motor se enfrente a un futuro prometedor. Tras la adquisición mayoritaria por parte de Investindustrial y que la familia se quedara con una representación minoritaria, muchos apasionados del Morgan se preocuparon por si esta situación pudiera ser un punto de inflexión y una posible pérdida de los valores y de la personalidad de los vehículos Morgan.

craftsmanship 13

“Nada más lejos de la realidad” – apostilla Steve – “tener un inversor sólido y un equipo de profesionales experimentados es fascinante desde un punto de vista empresarial. La predisposición de Investindustrial fue nítida desde el principio: Conservar los atributos de la marca, su ADN y llevar a Morgan Motor Company al siguiente nivel. Nunca se ha cuestionado la inversión en las instalaciones de Pickersleigh Road, que ha sido fantástica en el último año y ha sido la mejor inversión realizada, sin duda. Los fans del Morgan deben saber que los inversores son también unos apasionados de la marca, entienden el proceso artesanal de fabricar el coche, conocen la historia de Morgan, su personalidad, el apoyo de los fans… todo ello queda protegido y garantizado.”

Mantener la tradición y potenciar la inversión, es la estrategia que parece reinar en Malvern, lo que asegura que la marca va a seguir fabricando coches que enamoran a sus clientes.

“No creo que ninguno de nosotros pudiera pedir un equipo de accionistas e inversores más comprometidos” – nos cuenta Steve – “los que tenemos ahora son fantásticos y están preocupados en mantener la tradición, además de estar pendientes en la inversión a futuro. Todo lo necesario para cumplir la legislación y la homologación de nuestros vehículos a nivel mundial, es increíblemente complejo y costoso. Además, invertir implica obligaciones, tienen que ser conocedores de en qué invierten. Hay algo que siempre comparto con clientes, concesionarios, proveedores y todo el mundo Morgan: La situación actual va a reforzar la presencia de Morgan en el mercado, además de permitirnos seguir fabricando coches maravillosos.”

brand and lifestyle 4

Gracias a la nueva estructura de la empresa, se ha permitido también a los empleados tener una participación en el capital de la empresa. – “Está siendo un viaje fascinante” – dice Steve – “nos aportan un compromiso excepcional, me faltan palabras para agradecer el apoyo que nos transmiten a mí y al equipo de dirección; todo ello en este momento de crisis, tan grande y desconocida, a la que nos enfrentamos. Es absolutamente imprescindible que aprovechemos esta oportunidad de tenernos unos a los otros, para ayudarnos. Si fuéramos todavía una parte de una empresa familiar, tendríamos un severo desafío económico, muchísimo mayor que tenemos ahora. No es que no tengamos un desafío entre manos, que lo tenemos, pero es importante reconocer que tener esta inversión industrial y un apoyo tan grande, nos permite enfrentarnos mejor a los desafíos que se avecinan.”

Esta nueva estructura de empresa ha permitido aprovechar el conocimiento que aportan los inversores, sus contactos y la profundidad de sus conocimientos del sector automovilístico y empresarial y cómo nos vamos a enfrentar a los retos en sostenibilidad, medioambiente e innovación. “Tengo un gran respeto hacía ellos, hacia su pasión” – nos confiesa Steve – “Estás en este negocio más de 37 años, y ves que llega alguien, te aporta su pasión y te refuerza. Escuchar de su boca lo que Morgan significa para el mundo y lo que significa para el grupo más importante de accionistas, emociona y resulta fascinante compartirlo. Me alegro mucho del momento que estamos viviendo en Morgan y estoy realmente feliz”.

Mientras Morgan Motor Company consolida su posición y se enfrenta, como todos los sectores productivos, a las nuevas condiciones del mercado por la Covid19, la sociedad evoluciona hacia una mayor sostenibilidad. Las ciudades y los usuarios demandan vehículos cada vez más seguros y menos contaminantes. Teniendo en cuenta que Morgan es una empresa que basa su modelo productivo en la artesanía mecánica, algunas soluciones que se proponen pueden suponer una pérdida en el espíritu de los vehículos clásicos. Pero Steve Morris nos despeja las dudas sobre la conciliación entre el concepto Morgan y la regulación en cuanto a seguridad y contaminación. ¿Seguirá Morgan fabricando coches con estructura de madera dentro de diez años? ¿Veremos en algún momento un Morgan eléctrico? – “El futuro que se nos avecina será todo un desafío” – dice Steve – “están cambiando las reglas a nivel global, pero Morgan juega en otro terreno, el de la artesanía y me gusta combinar ambas terminologías, artesanía y tecnología y ver como se acaban fusionando en nuestros vehículos. Es muy importante poner en valor el concepto de alma, nuestros coches tienen alma, por la forma en la que están fabricados, y eso no va a cambiar. Al igual que hemos gestionado otras transformaciones, somos muy ágiles y rápidos a la hora de adaptarnos a procesos innovadores. Los Morgan se diferencian del resto de vehículos por esa alma que contiene y frente a una oferta cada vez más digital, encontramos conceptos analógicos que tiene que ver con el ocio. Lo que hacemos nos diferencia en toda una industria.”

Al igual que Steve entró en la factoría Morgan como aprendiz hace más de 30 años, hoy día, en pleno siglo XXI todavía cuentan con un proceso de formación basado en un sistema de aprendizaje con los nuevos empleados, desarrollando programas conjuntos con universidades y centros de formación y combinando artesanía con nuevas tecnologías, algo muy importante para la marca.

craftsmanship 1

Steve nos confiesa – “La estructura de madera en el coche es un elemento muy importante para nosotros y no sólo por el carácter que imprime al vehículo, sino que también actúa como un buen elemento de seguridad. Muchas empresas fabrican elementos con madera porque es un material natural, absorbe energía, es fácil de trabajar y permite un trabajo artesanal. Hacemos muchas pruebas con nuestros vehículos y es curioso, pero muchas de nuestros ensayos se hacen en España, muy cerca de Barcelona. Hacemos muchas pruebas en unas instalaciones fantásticas donde no sólo operamos nosotros, también lo hacen muchos fabricantes a nivel mundial que utilizamos el mismo centro de pruebas. Encontraremos el camino para seguir diferenciándonos en la manera en la que fabricamos nuestros coches, conservando nuestras habilidades artesanas y combinándolas con la tecnología.”

Tecnología es sinónimo de sostenibilidad y cada vez vemos más vehículos eléctricos en marcas que jamás hubiéramos pensado que desarrollarían un modelo eléctrico. Porsche ya está diciendo que en el futuro nuestros nietos harán carreras con coches de juguete que no harán ‘run-run’ porque serán todos modelos eléctricos, sin ruido. ¿Y los Morgan? Steve tiene la respuesta – “Los Morgan están muy asociados al sector del ocio. Este es nuestro posicionamiento. Si echamos la vista atrás unos cien o ciento veinte años, la gente iba a trabajar con sus caballos, usaban su caballo para labrar los campos, para el transporte. Para todo. Hoy en día, nadie va a trabajar a caballo, pero sí que disfrutan de él durante el fin de semana, paseando por el monte, haciendo rutas… mientras tengamos la oportunidad de fabricar este tipo de coche, cumpliendo todas las normas y la legislación, siempre habrá sitio en nuestro tiempo de ocio para otras formas de propulsión a gasolina, diésel u otros métodos. Hace once años, en el 2009, fabricamos un vehículo de hidrogeno; ¡se adelantó a su época! También hemos hecho un “concept car” eléctrico de tres ruedas y otro de cuatro ruedas. Es un ámbito en el que estamos trabajando. Somos fabricantes de vehículos y lo hacemos dentro del sector del ocio. Vamos a continuar en ese ámbito y nos iremos adaptando a las nuevas tendencias. Fabricaremos vehículos eléctricos, a la vez que fabricaremos otros vehículos. Todo es cuestión de tiempo, vendrán otras realidades que nos obligarán a una transición hacia la electrificación y la hidrogenación como alternativas a la combustión. Atentos a Morgan y a lo que estamos haciendo, ahora mismo el mercado y los proveedores nos obligan a trabajar de forma muy convencional, pero estamos en un momento muy interesante en la evolución del mercado.”

brand and lifestyle 12

Morgan Motor sabe muy bien quién es y no pretende ser otra cosa. Estamos caminando hacia una tendencia liderada por la movilidad, una relajación de conceptos y tener un coche en propiedad se está volviendo menos importante. Si lo que estás buscando es un modo de transporte diario para ir al supermercado, al parque, al trabajo, o a cualquier sitio, puedes utilizar “carsharing”, patinete, bicicleta… Pero Morgan es parte de una leyenda y quieren permanecer así. Steve nos cuenta que – “podemos ser un revulsivo para algunos de los principales conceptos convencionales de movilidad. Ante un cambio generacional que huye de la propiedad, que tarda más en sacarse el carné de conducir, que busca la libertad y la independencia en las redes sociales o los viajes low-cost antes que en la compra de un vehículo, Morgan ofrece conducir un coche con alma, al aire libre, experimentar un concepto analógico, basado en la artesanía, en tu tiempo de ocio, compartiéndolo con los tuyos, por eso es muy importante que intentemos mantener ese enfoque basado en el ocio y en lo que quiere hacer la gente en su tiempo libre. Somos un antídoto a un mundo digital en el que cada vez estamos más atrapados.”  

Steve se despide hablándonos sobre los alrededores de Barcelona, pues acude periódicamente al circuito de pruebas a realizar tests a sus vehículos, pero nunca ha conducido un Morgan sobre nuestro asfalto. También ha tenido la oportunidad de conocer Mallorca con su familia y reconoce que le queda mucha España por descubrir, muchas carreteras y rincones que sólo se pueden apreciar desde un Morgan.

Steve Morris nos manda un afectuoso saludo a todos los socios y apasionados en España de parte de toda la familia Morgan, que es también, la nuestra.

Entrevista: Eduardo Sanchiz

Redacción: Frank Moreno

Traducción: Julie Calcott