Morgan. Música para nuestros oídos

Morgan. Música para nuestros oídos

Luís en el Rally Santiago

Que alguien como Luís Estrella – músico desde muy joven, pianista y organista, con Matrícula de Honor, por el Real Conservatorio de Música de Madrid – nos diga que cada vez que pone en marcha su Morgan se siente en la parrilla de salida de un circuito, es todo un piropo para la mecánica de nuestro descapotable favorito.

Luís ha dedicado su vida a la música; grabación de bandas sonoras, colaboraciones con RTVE, recitales internacionales… su dedicación en el campo de la pedagogía musical le ha permitido recorrer medio mundo. Como Director Musical ha participado en la creación de más de 200 escuelas de música en España y Portugal. Actualmente como editor, está volcado en el precioso trabajo de acercar la música a todas las edades con nuevos e innovadores materiales pedagógicos en el Proyecto CONMUSICA.

Su primer encuentro con un Morgan sucedió en Madrid, a la tierna edad de 13 años, cuando acudió a la capital a estudiar música y se tropezó con un vehículo sorprendente por estilo y diseño. Tanto le impactó que hasta llegó a comprarse una maqueta 1:18 que todavía conserva.

Muchos años después coincidió en Oporto con la celebración de una Feria de Coches Clásicos, allí el flechazo con un Morgan fue imparable – “ese es para mi” – pensó contemplando un bello 4/4 y certificando que ya no podía pasar más tiempo sin su Morgan. Catorce años han pasado ya, y aunque su modelo favorito es el Plus 8, su 4/4 le brinda grandes momentos y no lo cambiaría por nada… aunque a veces echa de menos prestaciones más modernas; como las capotas automáticas y otras comodidades… y siempre se dice así mismo que no entiende como ha podido vivir tantos años sin él.

Luís nos habla de su relación con el Morgan; primero surge la devoción, después se convierte en un hobby, siempre impregnado de pasión porque, cuando subes a un Morgan – “ y arrancas, es una sensación única, es música para los oídos y para las entrañas, parece que estás en la parrilla de salida de un circuito de carreras” – nos cuenta.

Dejar aparcado un Morgan en la ciudad siempre es motivo de anécdota, “en muchas ocasiones se acerca alguien y te piden hacerse una foto al lado del coche, por supuesto digo que si y después los invito a subir para hacerse la foto dentro del Morgan, ellos muy agradecidos me dan 1.000 veces las gracias. Pasado dos minutos les digo que sería mejor que bajen del vehículo porque el dueño del coche está llegando, y saltan rápidamente asustados. Pasado ese momento les hago saber que el dueño soy yo… – y Luis suelta, feliz, una carcajada…

Para Luís, pertenecer al Morgan Sport Cars Club de España es un placer, le permite hablar en las concentraciones con otros apasionados que disfrutan de las mismas vibraciones. Se comparten consejos y curiosidades sobre las prestaciones de cada modelo y las visitas a los rincones de nuestro paisaje, elegidos con tanto mimo, resultan divertidas y muy interesantes.

Desde el Club tramitamos los permisos oportunos para que en cada visita a una iglesia o catedral que conserve un órgano, Luís pueda acceder a él y nos deleite con su talento musical. En la última salida disfrutamos de su música en el órgano barroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Briones, que fue fabricado por el italiano Andres Gasparini en 1767 y que ha sido recientemente restaurado y tocado de forma magistral por nuestro socio y amigo Luís Estrella.

luis organo

Confirmado, los Morgan son música para nuestros oídos…